Charla Motivar a leer
Concierto lector
Libros de Pepe Pelayo

Una carrera en el Humor. Retrospectiva (1981 - 2015)

Expuse en evento sobre humor en Universidad Nacional de Córdoba

Las fotos que sacó Mireya mientras me ayudaba pasando el power point, durante mi ponencia "Conjetura Humor Sapiens sobre lo cómico y lo humorístico", creada por Alex Pelayo y por mí, en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba, en las Jornadas de estudiios del humor, dirigido a especialistas e investigadores de Humor.

La verdad, disfruté mi presentación y fue muy bien recibida también. Ahora, junto a las demás ponencias, la Universidad publicará un libro. Gracias a la Profesora Ana B. Flores y su equipo de investigadores del humor que organizó el evento y por su amabilidad de invitarme, claro.

Se nos fue Daniel Rabinovich. El mejor humor del mundo está de luto

ME DUELE EL ALMA. Lo siento, pero el mundo ya no es el mismo. El humor tampoco. Espérame Daniel, compadre, colega, amigo. Ve haciendo reír a todos donde quiera que estés. Espérame con alegría. Sé mejor que yo que te despido con lágrimas. 
Yo sabía que estabas yéndote, por eso publiqué estos párrafos a esta misma página en junio. Los repito ahora textualmente. No sé qué más hacer para homenajearte.

PARA MÍ ESTO ES MUY IMPORTANTE:

Me voy a dar un gusto aquí, así que disculpen los excesos y datos íntimos que quizás no les interese a muchos.Es que en estos días se cumplen 22 años del comienzo de una amistad con una persona que admiro y respeto como profesional, como poquísimos artistas en este mundo.El se llama Daniel Rabinovich y es fundador y miembro del mejor grupo de humor escénico-musical de Hispanoamérica de todos los tiempos y creo que me puedo quedar corto. Me refiero al conjunto argentino “Les Luthiers”.Daniel, de los cinco integrantes actuales, es el del bigote y la sonrisa amplia, pícara y contagiosa, por si alguien no lo ubica por nombre.

Concierto Lector en Coquimbo, Chile.

Otro granito de arena para la motivación lectora en Chile. Esta vez en el Colegio María de Andacollo de la ciudad de Coquimbo. Presentamos dos Conciertos lectores, uno para niños de prekinder a segundo y otro de tercero a octavo. Además, le impartí a los docentes mi conferencia "Gracias por enseñar. Prácticas para educar con humor". Fueron dos días exquisitos que pasamos junto a los amigos del Colegio que nos acogieron con mucho cariño. ¡Y los niños muy motivados!

 

 

 

 

Nace "El Profesor Pericot y la ridícula Historia Universal".

HOY ESTOY VIVIENDO UN MOMENTO INCREÍBLEMENTE ESPECIAL.
Para que se entienda: mi sentido del humor se formó primero con las historietas y dibujos animados norteamericanos, como Las Dos Urracas, El Pájaro Loco, etcétera. Después fueron los chistes anónimos –vía oral sobre todo-, y los chistes gráficos como los de El Hombre Siniestro, de la Revista Bohemia y Gugulandia del Suplemento DDT. En la tele los programas de Pototo y Filomeno, Cachucha y Ramón, y varios más incluyendo la Comedia Silente los domingos y más tarde Detrás de la fachada, San Nicolás del Peladero, etcétera, y en radio Tres Patines y después Alegría de Sobremesa. En cine todo el cómico mudo, con Chaplin, Buster Keaton y en el sonoro Los Hnos Marx, El Gordo y el Flaco, Cantinflas, etc. Mención merece la revista de mi ciudad natal “Pepsina y Colagogo”. Se que se me mezclan recuerdos de obras y autores en el tiempo y que se me olvidan ahora algunos importantes. Pero dejé para el final a alguien que formó mi sentido del humor a través de sus libros. El que me provocó ese deseo de hacer reír y de escribir al mismo tiempo. Me refiero al comediógrafo y humorista literario, el español Enrique Jardiel Poncela.

Humorterapia a mineros

Recién estuvimos en la mina de cobre "La Escondida", a dos horas de la ciudad de Antofagasta, y a 3 mil y tanto metros de altura, con un frío de -7 grados celcius. Impartí dos charlas sobre Humorterpia basada en mis libros. Una, a contratistas de un campamento y otra a ejecutivos. En ambos casos, se trataba de trabajadores que salían a las 8 de la noche de su turno, iban directo a comer y de ahí, a las 9 p.m. a mis charlas.

En otras palabras, yo si fuera ellos no hubiera ido. Pero nos sorprendió que en la de los mineros contratistas sobre todo, asistieran muchísimas más personas que las esperadas por la productora del evento. Me encantó el interés que demostraron y además, como extra, fue emocionante que algunos se me acercaran para contarme que asistieron sobre todo porque sus hijos los obligaban para que les llevara un libro mío dedicado. La producción les regaló mis libros a todos los presentes y se los dediqué con mucho placer.

Páginas