Pelayaserías - El blog de Pepe Pelayo
Concierto lector
Libros de Pepe Pelayo

Diáloco con Ulises Toirac

f9d8c22a-aad5-494e-93e8-80db429eaf6d_0.jpgMe gustaría hacer más humor crítico que criticar sin humor

En esta ocasión tengo el gustazo de "dialocar" con alguien de mi vieja guardia. Corrían los años 80 por las calles de La Habana, cuando me invitan a ver la presentación de un grupo nuevo: Onondivepa. Desde que comenzó la presentación me cautivaron y desde el público me llegó la buena onda de todos. Enseguida mi grupo (La Seña del Humor) y ellos nos hicimos amigos, compartiendo a partir de ahí muchas aventuras. Y el director en ese momento y su principal figura, era el señor Ulises Toirac: comediante, guionista, director escénico, etc., etc. Sin dudas, una de las figuras destacadas de esos años y que ha hecho una gran carrera en Cuba, y en otros escenarios también.

Diáloco con Ulises Toirac

f9d8c22a-aad5-494e-93e8-80db429eaf6d.jpg"Me gustaría hacer más humor crítico que criticar sin humor”

En esta ocasión tengo el gustazo de "dialocar" con alguien de mi vieja guardia. Corrían los años 80 por las calles de La Habana, cuando me invitan a ver la presentación de un grupo nuevo: Onondivepa. Desde que comenzó la presentación me cautivaron y desde el público me llegó la buena onda de todos. Enseguida mi grupo (La Seña del Humor) y ellos nos hicimos amigos, compartiendo a partir de ahí muchas aventuras. Y el director en ese momento y su principal figura, era el señor Ulises Toirac: comediante, guionista, director escénico, etc., etc. Sin dudas, una de las figuras destacadas de esos años y que ha hecho una gran carrera en Cuba, y en otros escenarios también.

PELAYO: Querido amigo, ¿crees que te ha ayudado en tu carrera en el humor la ingeniería que estudiaste? ¿Cómo fue el proceso de pasar del área técnica a la artística? Sabes que Virulo, yo y muchos de nuestros colegas (son bastantes y sería largo dar sus nombres) también han transitado el mismo camino. ¿Tendrá alguna relación? ¿Será que solo pasa en Cuba?

ULISES: Gracias en primer lugar por brindarme la posibilidad de ser escuchado y acordarte de mi. Un placer y un honor.
Si de algo siento hasta alguna vergüenza (frente a colegas que no) es de tener la "ventaja" de haber estudiado ingeniería. Es cierto que algunos igual la estudiaron pero que queden en activo no son tantos, así que me siento privilegiado aún cuando algunos de los ellos han estudiado carreras de Artes y Letras.

El pensamiento ingenieril ("ingeniería" no viene de otra cosa que de "ingenio") te hace poseedor de armas que otras carreras no. Ruta Critica, Solución de Ecuaciones, Prueba y Error... Y eso solo contando las que empleo en actividades puramente artísticas como por ejemplo, la planificación y puesta a punto de un espectáculo. Hay actividades como levantar un sitio web en las que “¡pa' qué te cuento!”. 

El proceso de pasar de un área a otra... Fue como el parto 12 de una mujer. Luminoso y casi sin dolor. Consecuencia de una época y un lugar. Terminaba ingeniería en la confluencia de una década explosiva para las Artes en Cuba y Virulo y ustedes (La Seña del Humor) estaban a la caza de talentos que se les sumaran. El resto fue pan comido.

Algunos de nosotros (no fui yo) dijo alguna vez que quizás que un ingeniero se dedicara al humor se debía a la aridez de la ingeniería (algo así). Yo no concuerdo del todo. Es que la propia ingeniería tiene elementos que te llevan... Casi te obligan. ¿Cuántos chistes no se te han ocurrido a ti mismo pensando en aquello de "Toda fuerza aplicada sobre un cuerpo produce una fuerza de igual magnitud pero en sentido contrario que..... "? ¿O las leyes de la termodinámica? Hermano.... No sé si es que estamos locos o qué... Pero como decimos en Cuba, los chistes "se caen de la mata" para alguien que estudió ingeniería. O así lo veo. 

PELAYO: Te iba a decir ahora un chiste sobre integral "e a la x", pero me dio vergüenza. Oye, sé que comenzaste actuando en la CUJAE (donde se estudia ingeniería en la Habana, para el que no sea cubano), y también sé que desde que se dio a conocer el grupo escénico Onondivepa sobresaliste enseguida y todos presagiábamos que harías una carrera de solista. Y lo hiciste con mucho éxito. ¿Cómo fue la experiencia de trabajar en grupo y de repente hacerlo solo?

ULISES: Candela mi son. Lo que sucedió al principio es que el formato "lógico" (lo usual) eran los grupos. Por lo tanto, hicimos un grupo que dirigí durante algunos años aunque estando dentro de él, el "bateador" para monólogos era yo. Y además me daban mucho gusto. Ahora no recuerdo exactamente el proceso (no sé si los celos o sentir que la camisa me quedaba chica), pero llegó un momento igual de "natural" en el que eché a andar por mi cuenta. Al principio naturalmente fue duro. Tenía que pensar en todo y además escribir y montar. Hasta que las aguas tomaron su nivel (más alto) y seguí dándole al balón por todo el terreno. Pero dirigir Onondivepa me dio muchas herramientas para por ejemplo, mucho más tarde, dirigir televisión. 

PELAYO: La verdad es que pensándolo bien, no debió haber sido muy difícil para ti, porque como dices, ya aparecías muchas veces solito en escena. Estoy recordando tus monólogos y me viene a la mente esta pregunta: ¿cómo ves las diferencias entre los monólogos que hacías y haces (recuerdo aquella graciosísima despedida de duelo) y el stand up comedy?

ULISES: En aquella época era más "teatro", o sea, un montaje pensado para esas circunstancias aunque muchas veces las piezas se ponían en escenarios loquísimos. Lo mismo en una "tarima" en pleno campo que en un Café Concert. Pero la óptica de enfrentamiento estaba dirigida al teatro por muy coloquial que se pensara el asunto. Hoy en día eso se ha subvertido tanto que es difícil ver teatro en el Teatro. Suelen ser (para no demeritar, de eso se encargan los críticos) piezas pensadas para otros entornos que llenan el tiempo de un espectáculo teatral. Hay muchísimos factores que además conspiran contra el vuelo y los alcances... Pero eso solo daría para un Tratado... Y tengo que lavar mascarillas cuando termine con tu entrevista...Jajaja

PELAYO: Para mí, el problema es la cantidad de mediocres que permite esa modalidad, comparada con el monólogo teatral. Pero como dices, da para un Tratado. Pues bien, no puedo dejar de preguntarte sobre el llamado Movimiento del Nuevo Humor Cubano de los años 80. Por ejemplo, ¿desapareció ese Movimiento? ¿Por qué? ¿Existen colegas que siguen enarbolando esas banderas? Y para que te explayes: mira, antes de que surgiera el humor de ese Movimiento, obviamente, se hacía otro humor. Y después del Movimiento, se ha hecho otro humor, más parecido al humor de antes del que hicimos en los 80 y primera mitad de los 90. ¿por qué si al parecer lo común y lo abundante es ese humor de antes y después, fue tan fuerte la aceptación del humor diferente nuestro en esos años?

ULISES: ¡Anda! ¡Yo que estaba pensando lavar! Lo primero que me emociona es ¿por fin llegamos a que fue un Movimiento? ¡Porque coño, mira que lo discutimos! En mi criterio desapareció. No existe ni el mismo entorno histórico, ni el mismo nivel Cultural promedio (público y humoristas), ni las mismas necesidades... Y como es lógico, la vida de ese Movimiento, los combustibles, eran esos. Aun puedes encontrarte algunas propuestas (de "viejos" humoristas que lo integraron) pero por muy interesantes que puedan resultar para un público (ahora muy selecto) no tienen la impronta de aquellos días. Porque seamos claros: había un lenguaje específico en el que habían desde claves hasta niveles. Era muy... Esos años.

Hoy hay que adaptarse sin traicionarse. Pero adaptarse. En este negocio si te cuelgan el cartel de anticuado... Te mueres de hambre. Más, en un país donde no existen los mecenas... Y muy pocas posibilidades de variedad de entregas.

PELAYO: Evidentemente tu tarea con las mascarillas te roban atención, porque no me respondiste la última parte más teórica. A no ser, claro, que tu evasión sea la respuesta. Amigo mío, leo las noticias que vienen de Cuba y varias veces estás de protagónico por comentarios tuyos críticos sobre el acontecer nacional. ¿Te gusta mucho esa faceta? ¿La llevas al humor que estás haciendo?

ULISES: Hacer humor social me hizo cuestionarme las esencias. Los porqué y los por cuánto. Indagar en el hueso de los problemas. No es que me guste. Me gustaría hacer más humor crítico que criticar sin humor. Los cubanos nos hemos polarizado de una manera... trágica (pienso que signo de una época en la que un Trump divide un país y cuestiona valores seculares que todos tenían por monumentos, en la que cualquiera tiene tribuna en redes sociales y tener reacciones significa dinero en última instancia para muchos). Los estratos quedan difusos y las fronteras entre un tú y un él se han quedado en el pasado. La única manera que tienes de marcar la diferencia es con tu experiencia, tu cultura y poder de análisis. Mantener siempre un lenguaje que cultive el humor, lejos de aliviar, provoca más malos entendidos (hay ejemplos) así que en determinados puntos prefiero ir serio y hasta el fondo. ¿Qué si me gusta? Ya te dije que no. Yo soy un animal de risas y burlas y sarcasmos y ojos entornados mientras sonrío. Pero... ¿Qué puedo hacer? Callar es lo siguiente.

PELAYO: No, haces bien. Si te sientes honesto contigo mismo, adelante. Y en otro matiz del mismo asunto; es decir, sobre otro asunto polémico: ¿hay límites en el humor? Y si los hay, ¿cuáles son para ti?

ULISES: Siempre hay límites. Uno es, por más que no quiera, un animal social y por muy iconoclasta que quieras ser, hay determinadas convenciones y objetivos. Raciales, de inclinación sexual, de respeto a la infancia, de los dolores ajenos (por ejemplo a las familias que pierden seres queridos por esta epidemia). Obvio va en lo que deseas señalar. ¿Miedos? Es otra cosa. Y más que miedos, cobardías. En mucha literatura se ha señalado que el soldado que no siente miedo en una batalla no es un valiente, es un imbécil. Tienes que cargar contra el poder aún sabiendo el tamaño de la herida.

PELAYO: Ya está bueno de densidades entonces. Para refrescar estw diáloco: dime tus preferencias en el humor, tus humoristas favoritos (nacionales y extranjeros) en la escena, la gráfica, lo literario, lo audiovisual, etcétera. Y si has tenido influencias de alguno(s), claro.

ULISES: Muchas influencias, muchas muy diversas y algunas no en el campo del humor. Desde los clásicos (Charles Chaplin y Buster Keaton o Leopoldo Fernández, Aníbal de Mar y Castor Vispo) pasando por Will Cuppy, Les Luthiers, "La Muerte de Un Burócrata", "Los Sobrevivientes" (casi toda la obra de Tomás Gutiérrez Alea) hasta La Seña del Humor, los guiones de Nos-Y-Otros (mas recientes los cuentos de Nicanor de Eduardo del Llano), los guiones de "Boston Legal" (y las actuaciones)... Todos los días casi me sorprende un nuevo Dios al que estudiar y emular en algo.

PELAYO: Gracias por mencionarnos, es un honor. Pero bueno, haz hecho cine, fundaste una publicación online, etcétera, pero dentro del humor, ¿qué te gustaría hacer que no hayas hecho?

ULISES: Otro etcétera. No sé cual. Constantemente ando cazando etcéteras vigorizantes. Ahora mismo ando dando los toques finales a un proyecto más que todo antropológico referente al lenguaje (en específico al "cubano") voces y refranes, textos que el cubano ha hecho muy populares desde los 50 hasta la fecha. Claro, en cuerda de humor. He programado una especie de Test Online para que sepas cuánto de eso conoces... Qué tan familiares son para ti esas voces. Y el test te evalúa. Es (creo) simpático. La historia de este examen es larga pero la tiene. Lo que quiero decir es que siempre ando cazando esos "etcéteras". Es parte de sentirme "bola viva y en juego".

PELAYO: Avísame cuando termines ese proyecto. Me interesa. Ahora, para cerrar este “diáloco”: ¿cuál pregunta que no te hice te hubiera gustado responder? ¿Puedes responderla también?

ULISES: La pregunta que no me hiciste y me hubiera gustado responder es:

Cuando empezaste en el Humor, Ulises, ya yo y la Seña del Humor llevábamos algún tiempo en esos avatares. ¿Cómo recuerdas a nuestro Grupo y cómo me recuerdas a mí?

Me hubiera gustado muchísimo responderla Pepe, pero necesito acabar de lavar las cabronas mascarillas o no me va a dar tiempo para poder salir esta tarde. ¿Puedo, macho?

Por supuesto, amigo mío. Ah, y me hubiera gustado que te respondieras tu pregunta. Me la debes.

Querido Ulises, te agradezco de corazón que hayas gastado tu precioso tiempo en tener conmigo este “diáloco”. Y por lo viejos tiempos (la belle époque de los años 80), brindo por ti, deseándote lo mejor para este esperado 2021.

 

"En rigor humortis" en Mundiario

rigor.jpgAcaba de publicarse el primer artículo En rigor humortis" "de mi nueva sección fija quincenal en Mundiario de España (la otra es "Cuentos serios de bufones", también cada 15 días, por lo que ahora estoy todas las semana).

firma3_15.jpg

Páginas