Digitalizando recuerdos No. 2

facundo-cabral-y-pepe-pelayo.jpgPara entretenerme y "desconectar" en mis pocos ratos de ocio, estoy sacando archivos empolvados de la bodega, relacionados con mi vida en el humor. Algunos me han parecido que valen la pena digitalizarlos y guardarlos en mi nube. Pero antes los iré publicando en mis redes, como éste.

Esta foto es del año 1999. En esa época yo comenzaba a impartir cursos, talleres y conferencias sobre la teoría y la aplicación del humor, los beneficios del humor y la risa, etc.., porque hacía dos años que estudiaba e investigaba el tema.
Y en ese mismo año vino a Chile Facundo Cabral (1937-2011), uno de mis ídolos que conocí en una viejo cassette de audio empatado a ratos con scotch.

Por eso ir a verlo era unas de mis prioridades. No lo pude conocer personalmente en el teatro, pero sí en su hotel aquí en Santiago. Estaba solito, terminando de almorzar. Me presenté, le conté de mí y le confesé que era un fanático de su obra, claro. Me hizo muchas preguntas de cómo llegué a Chile, qué hacía en Cuba y qué hacía en Chile. Ahí fue cuando le conté de mis cursos, talleres, etc., sobre teoría del humor. Recuerdo que se sorprendió muchísimo (en esa época en estos lares no estaba de moda ni la risoterapia, ni aún Patch Adams, ni la humorterapia, ni nada por el estilo). Se asombró agradablemente que el humor se pudiera estudiar así y más aún enseñarlo en cursos, etc.. Me felicitó y antes de despedirnos me contó un par de chistes de cubanos (uno me lo sabía). Pero siempre fue muy amable con este loco desconocido que lo abordó de la nada, incluso estuvo bien dispuesto para que nos tomáramos una foto. Ese gesto suyo hizo que lo admirara aún más. Me dolió mucho su asesinato.

firma3_14.jpg

Añadir nuevo comentario