Artículos

¿Necesitamos hablar inglés para viajar?

cara91_5.jpg¿Es mejor el inglés que el español? ¿Cuál se aprende más fácil? ¿Prefieres el spanglish o el inglisñol? ¿Son necesarias tantas preguntas para viajar?

Una amiga mía nunca había viajado fuera del país, por su miedo a sentirse más incomunicada que personaje de Antonioni al no saber inglés. Para persuadirla, le argumenté que he visitado bastantes países y nunca me ha hecho falta dominar otro idioma, aunque sí he tenido que “defenderme” en algunas ocasiones con lo básico del inglés aprendido en la enseñanza media, aunque hablándolo como Tarzán, claro. Al final la convencí de que es importante conocer el mundo. Eso sí, puso como condición estudiar inglés. Algunos alegan que se aprende más fácil que el español. Yo no estoy de acuerdo. Por ejemplo, el inglés carece de género en los sustantivos. “Teacher” es profesor y es profesora también. En otras palabras, el inglés no tiene sexo (ni escrito ni oral, algo bien frustrante para nosotros).

Reino de los Países Bajos: una florida pero abortada experiencia

cara91.jpgDe la historia de una demanda llevada a Holanda y de cómo se desbanda.

Tengo problemas con el restaurante de comida china situado al lado de mi casa. Yo le reclamo al dueño y él se ríe y me dice “humolista”, pero lo que en realidad está lista es su chimenea con humo que me tiene la casa impregnada de olor a shop suey. Como ninguna autoridad me hace caso y está involucrado un extranjero, se me ocurrió llevar mi demanda a La Haya, donde está la Corte Internacional de Justicia.

¡Otro producto del Doctor Tuga! (No. 6).

cara91_25.jpg¡¡Nuevo producto del DOCTOR TUGA!!

¡Elaborado en días laborables en el laboratorio

de nuestro Centro de Psicosomatización Integral Dr. Tuga!!

¡¡Ya está a la venta!!

 

¡¡¡IRISANODOL!!!

 

¡Lo ultimo en farmacología, medicamentos, medicinas,

remedios, antídotos y panaceas!

 

 

De cómo viajé al Vaticano con mi nieto y de lo que no nos acaeció.

cara91_12.jpgRelato poco espiritualista de un tour por la Santa Sede, abortado por un súbito terror.

 

Mi nieto Benjamín hizo de todo a su alcance para que lo llevara al Vaticano. No entendí esa repentina motivación espiritual, pero como típico abuelo condescendiente, lo complací.

Soy agnóstico, pero siempre me ha llamado la atención la vida de Jesucristo, porque sea una historia real o no, fue abnegada sin dudas. Como una novela de sacrificción, diría yo. Eso se lo explicaba a mi nieto en medio de la Plaza de San Pedro, bajo tremendo aguacero, esperando ahí hasta empaparnos; es decir, hasta ver al Papa.

Malasia: una macerada, pero desazonada experiencia.

cara91_18.jpgTribulaciones de un viaje para entrevistar a dos sospechosas de la muerte de un hermano de Un.

Cuando me enteré del atentado al pariente del gordito loco de Corea del Norte en Malasia, tomé el primer vuelo a ese país para entrevistar a las protagonistas. Pero el único pasaje era para la ciudad turística de Malaca. Lo tomé igual. Al bajarme del avión pensé que había llegado a “Malacaibo”, por el calor, la humedad. Era trópico de tomo y lomo.

Esta es la tierra de las palmas. Campos y campos de ese cultivo. Este país debería llamarse Palmasia en vez de Malasia. Por supuesto, le sacan el jugo, porque producen Azúcar de Palma, Miel de Palma, Aceite de Palma, Tablas de Palma y hasta Palmatorias, Palmacristi.

Páginas