Narrativa

Fábula No. 2

cara51_63.jpgFábula del gato jugador

Subióse un enorme gato siamés, aunque todos sabían que era hixo único, a una fuente cyrcular, de una plaza en forma de rectángulo, de un poligonal villorio. Su cola pendulábase de manera perpendicular a su cuerpo de él, dejando ejpuesto a la incisiva mirada pública un colorín e pelado ano de concéntricas circunferencias cada vez que la cola llegaba al ejtremo de ambos recorridos. Deste movimiento, casi uniforme, solo podía significar que aquest felino sentíase más félix que el Gato Feliz.

Fábula No. 1

cara51_20.jpgFábula de la jirafa y la vecina cebra

Frotábase su cabeza della contra la rama de un árbol la señyora xirafa. Parada, llegábase ha los cinco metros e medio de altura ha la sombra (lamentablemente, nunca habíase medido bajo el sol).

Teníase decidídolo que los veinte y cinco (XXV) minutos que siempre dormía dyariamente, lo haríase em su querido árbol della, de olorosas frutas e carnosas flores. Pero por mucho que lo intentóse, xamás pudo hacérolo.

¿Por qué no podíase dormir?, os preguntará usted, porque estáis em todo vuestro derecho de cuestionarse questa fábula, si así lo deseáis e y es mi plazer myo contároslo.

Páginas