Sobre el humor

Yo soy Charlie

cara71_113.jpgHabía una vez un edificio en París, donde en cierta ocasión unos soldados religiosos llegaron con fusiles y mataron a varios, incluyendo a unos humoristas que allí trabajaban.

Pasó el tiempo y nunca las autoridades pudieron arrestar a los culpables. Éstos, al fin salieron de sus escondites y en cierta ocasión volvieron por la escena del crimen, como dicen en casi todas las obras policiacas, pero esta vez fue solo para recordar y regodearse de su hazaña.

Sin embargo, al pasar por la fachada del lugar, los tipos escucharon una risita que les heló la sangre.

Atentado a publicación humorística en París

cara71.jpgAtentado en París a la revista humorística Cherlie Hebdo, la mismo que hace dos años publicó caricaturas de Mahoma. Hay 11 muertos y 4 heridos graves. De nuevo los islamistas fanáticos quieren imponer su ideología a la fuerza, con violencia y sangre.

No entiendo. Yo no he leído el Corán, pero el sentido común me dice que es imposible que ahí esté escrito que hay que matar a los que no creen, a los infieles, como ellos dicen. Lo que creo es en las interpretaciones que le dan los hombre a esos textos, como sucede con la Biblia, por poner otro ejemplo donde existen múltiples criterios sobre un mismo punto.

Un chiste dañino suelto en Chile

cara71.jpgPara los que viven en Chile y no están al tanto de las noticias y para los que residen en el resto del mundo y no saben nada de esto, les informo que un humorista, en un programa de televisión, dijo este chiste: “¿Qué culpa tienen los judíos de ser mejor combustible que la leña?”

Yo no conozco al humorista, ni siquiera su cara, porque hace sus rutinas a través de un muñeco, y tampoco conozco su trabajo, porque lo he visto, por “zapinng”, quizás un minuto cuando más. Por lo tanto, no puedo juzgarlo, ni me gusta hacerlo con nadie. Pero como cualquier hijo de vecino, tengo derecho a reflexionar y comentar sobre un escándalo nacional.

 

Sale perdiendo otra vez el humor

cara71.jpgMe entero de que le pifiaron a un humorista durante su actuación en el último Festival de Viña del Mar, a tal punto que no lo dejaron actuar, creo.

No es la primera vez que lo comento. Pero me enojo tanto con estas cosas que de nuevo me dan ganas de “descargar” y mis lectores deben soportarme.

Lo primero para aclarar: no sé ni el nombre del humorista, porque no veo el Festival (ni siquiera veo televisión abierta, ni sigo esas noticias faranduleras, entre otras cosas porque no tengo tiempo).

Ahora entro a mi opinión con un ejemplo.

 

Otro grande que se nos va: Gómez Bolaños

cara71_22.jpgEl humorista escénico y audiovisual mexicano Roberto Gómez Bolaños, reconocido internacionalmente como “El Chavo del 8”, “El Chapulín colorado”, “El Chómpiras” y “Chespirito”, acaba de fallecer a los a los 85 años de edad.

Se le considera como uno de los grandes maestros del humor Latinoamericano. Y ha dejado profunda huella en los pueblos de este Continente.

Escribía, dirigía y actuaba en televisión, pero también hizo cine, radio y se desempeñó como productor, dramaturgo y compositor.

Páginas