Sobre el humor

Tercera presentación del humor en el Festival de Viña 2017

cara71_11.jpgTuve temor. Pensé que le tocaba a un humorista colombiano, el señor Mono Sánchez, desconocido en Chile, que no hace stand up comedy, que amenazó en su conferencia de prensa que haría ¡humor blanco!, y más encima tenía que actuar detrás de Isabel Pantoja. Todas las apuestas estaban en su contra.

No hay mucho que decir. Hizo una actuación muy buena, tiene tremendo oficio, posee vis cómica y sí, hizo un humor blanco, aunque caminó muchas veces en los límites, ya que fue blanco, pero pícaro. Y en dos o tres breves momentos se pasó del buen gusto, pero levemente, insisto. Por lo menos no me sentí agredido.

Su estilo es tradicional, algo que no es bueno ni malo en sí. En este caso fue bueno porque le quedó bien. Es el único que me ha hecho reír hasta ahora. No es el humor que hago yo, no es el humor que más me gusta, pero lo sentí fresco, agradable. Muy bien.

Segunda presentación del humor en el Festival de Viña 2017

cara71_104.jpgNo conocía a la señorita Chiqui Aguayo, menos su repertorio, su estilo. El problema es mío que no voy a los lugares donde se presenta, ni veo televisión (excepto los titulares de los noticieros por si me interesa algo y las series de Netflix, para “desconectar”).
Por tal motivo me sorprendió su rutina, como segunda representante de los humoristas chilenos en el Festival de Viña.
En mi comentario anterior dije que el primer humorista tuvo dos grandes y graves problemas: uno, que hacía crítica político social directa, sin elaboración, sin humor, llegando incluso a hablar en serio como líder de opinión; y dos, decía muchas palabras obscenas, groserías.
Pues esta señorita Chiqui Aguayo lo hizo mejor que él “cuantitativamente” hablando, ya que sólo tuvo uno de los dos problemas de su colega.
Repito, realmente me sorprendió su rutina. ¡Porque si la mido “cualitativamente” fue el doble de ordinaria, grosera, vulgar y obscena!

Primera presentación del humor en el Festival de Viña 2017.

cara71_11.jpgComo hago año tras año, doy mi opinión sobre los humoristas que se presentan en el Festival de Viña. En la jornada inaugural, actuó el señor Juan Pablo López, alguien enmarcado en el estilo stand up comedy.
Aparentemente a todo el público presente le gustó su interpretación. Los periodistas hablan maravillas de él y lo prueban con el alto rating conseguido.
Por eso hoy me sorprendió el comentario que hizo el cantautor Mauricio Redolés, cuyo sentido del humor en su obra es como para catalogarlo como humorista también, según mi opinión. Pues Redolés dijo, entre otras cosas, que el cómico López denostó a la tercera edad y fue un acto de cobardía burlarse de la vejez del ex Presidente Lagos (sin ser él Laguista).
Yo vi la rutina de ese humorista y no voy a analizar aquí contenidos; es decir, no me referiré a si atacó merecidamente a alguien o no. Me dedicaré a hacer un par de breves comentarios sobre lo que percibí.

Falleció un humorista, mi gran amigo Miguelito.

cara71_119.jpgNo tengo ánimo para hacerlo, pero debo escribir unas palabras en memoria del negro.

Lo conocí estudiando Ingeniería Civil en La Habana y fuimos inseparables los últimos tres años. Al graduarnos, trabajamos en distintas empresas constructoras en Matanzas, pero no dejamos de vernos casi a diario. Así que puedo hablar sobre él de primera mano.

Nuevo libro de humor de Enrique Gallud Jardiel

Amigos míos, amantes de los libros, amantes del humorismo, amantes del cine y amantes y parejas en general: acabo de leer un libro extremadamente gracioso, con mucho ingenio y con abundantes ironías y sátiras. Se llama “Peliculeces”, y son escritos de humor sobre cine. Su autor: el escritor, historiador, comediante, profesor y humorista literario y escénico, el español Enrique Gallud Jardiel. Los que me siguen recordarán que hace más de un año él y yo publicamos el libro “La Ridícula Historia Universal”. Así que tengo el privilegio de conocer bien su creatividad.

Páginas