Textos en serio

Insultos contra las madres

descarga_2.pngMe gustaría de una vez y por todas, dejar bien claro que no estoy de acuerdo con la expresión “hijo de puta”. Todos sabemos que practicar la prostitución no es sinónimo de ser mala persona. Se sabe que, como en cualquier otro segmento de la población, como los médicos, peluqueros, los futbolistas, los estudiantes, los ministros, etc., existen entre ellos buenas y malas personas sin que esa condición tenga que ver con sus oficios o profesiones. Las prostitutas tienen hijos y la mayoría de ellas son tan buenas madres como cualquiera y esos hijos son buenos y malos como cualquiera.

Por lo tanto, ese estigma de que ser hijo de puta es sinónimo de mala persona debemos eliminarlo.

Pongo otra expresión en la misma silla de los acusados: “esa persona es mala leche”. Como si la leche que le diera a mamar la madre tuviera culpa de que esa persona fuera un hijo de puta… perdón, fuera un ser detestable.

¿Por qué tanto ensañamiento contra Arjona?

a1_0.jpgMucha gente adora a Arjona y la mayoría de la crítica lo despedaza.

Analicemos. Una obra artística puede hacer daño, puede ser beneficiosa y puede que no pase nada con ella. ¿La obra de Arjona hace daño? No creo. Daño causaría si sus letras fueran vulgares, groseras, ofensivas o cosas así y no lo son. ¿Y si como dicen los críticos sus letras fueran cursis, pretensiosas, sin poesía, o algo así, haría daño Arjona? No sé, muchos dicen que si se le da a consumir al masivo público algo de bajo nivel artístico, forman mal su gusto y ya nunca serían capaz de disfrutar de algo verdaderamente artístico, que eleve el espíritu.

Yo creo en eso, pero hay límites y no es tan fácil decidirse al enjuiciar, porque las letras de la mayoría de los cantantes populares son más planas y vacías que las de Arjona mil veces.

Para cubanos y chilenos

descarga_8_1.jpegSiempre me ha molestado cuando los cubanos hablan mal de la gente de los países donde han ido a parar en su exilio. En México DF, Madrid, Buenos Aires, Bogotá, Miami, entre otros lugares, he sido testigo de ese fenómeno. Siempre ponen de ejemplo en sus críticas, características “extraordinarias” que existen en Cuba y que no tienen esos pueblos. En Chile abundan mucho esas opiniones entre los cubanos: que los chilenos son aburridos, que son muy formales, que son taimados, que dicen que son amigos, pero te ponen limites enseguida, que tiene doble moral, etcétera.

Yo me armo de paciencia y explico que esas son características superficiales, que existe gente buena, mala y regular como en cualquier parte del mundo, que uno debe buscar a los que sean afines a nuestra forma de ser y actuar, etc. Pero no creo que sea algo especial contra los chilenos, porque, insisto, he oído quejas en todos los otros países donde me encontrado con cubanos. Es como que idealizan la “cubanidad”, en un estúpido nacionalismo.

Reflexión ética: ¿Son enfermos los asesinos?

descarga_9_0.jpeg¿Los islamistas son gente enferma? Para mí, sí. Son psicópatas. Gente para los que la vida humana no vale nada. Gente que degüella, decapita y quema rehenes frente a una cámara, como si fuera un reality show. Que matan a mujeres solo por descubrir su cara, o porque fueron violadas. Y un largo etcétera. Sin dudas, son locos. Entonces, ¿hay que tratarlos como enfermos?
Yo estoy en contra de la pena de muerte, lo he dicho siempre. Prefiero la cadena perpetua efectiva. Por lo tanto, si tomara preso a un islamista, le hiciera un juicio justo y seguro que lo condenaría a cadena perpetua, como ya dije.

Entonces, ¿lo levaría a la cárcel de alta seguridad o a un manicomio porque es un psicópata, un enfermo mental?
Pero voy más allá. Si va para un manicomio, tendrá una habitación limpia, mínimamente acogedora,, con profesionales que lo atenderán, lo medicarán, lo sacarán a caminar por los jardines, lo llevarán al salón de recreación para que vea tele y juegue dominó con los otros enfermos.

Cifras sobre la lectura

descarga_10_0.jpegMe acaba de caer en mis manos esto:

“Leer diariamente por placer está asociado a un mejor rendimiento en el informe PISA—programa de la OCDE que evalúa las competencias en lectura, matemáticas y ciencia de alumnos a punto de terminar la etapa de enseñanza obligatoria—; en promedio, los lectores habituales tienen una puntuación superior a un año y medio de escolarización a los que no lo hacen.”

Y a pesar de esas comprobaciones, de esos hechos, las cifras de niños que no leen (y lo poco que leen no lo comprenden), aumentan.

Hace tiempo que estoy inmerso en una batalla por hacer que los niños lean. Y que lean por placer.  A eso le dedico parte de mi tiempo. Y tengo pruebas contundentes de logros que hemos obtenido.

Páginas