Textos en serio

Si no lo digo, exploto

descarga_15_1.jpegHe hecho lo imposible por no meterme públicamente en política y casi lo he logrado, pero hay excepciones. Como esta. Es que uno tiene su corazoncito... Así que voy a compartir esta reflexión, para exorcizarme. Será como sacarme ese moquito duro, pegado y doloroso que proliferan en nuestras narices, en climas tan secos como el de Santiago. 

Comienzo... Si alguien me dice que los gobiernos de Pinochet, Los Castros, Mussolinni, Ceaucescu, Stalin, Hitler, Somoza, Honecker, Stroessner, Franco, Gustav Husack, Amín Dada, Mao, Duvalier, y un lamentable etcétera, fueron democracias y no fueron dictaduras, ¿qué hago?

Día de los Inocentes

303730_316769.pngCada 28 de diciembre celebramos el tradicional “Día de los Inocentes”. Que en rigor es el “Día de los Santos Inocentes”, en conmemoración, según el cristianismo, de la matanza de todos los niños menores de dos años nacidos en Belén, ordenada por el rey Herodes, con el fin de deshacerse del recién nacido niño Jesús.
Es extraño, curioso y digno de estudio, cómo algo tan trágico derivó en el día por excelencia para hacer bromas, engaños, mofas; es decir, para divertirse.
¿Será que con el tiempo la palabra “inocentes” el populacho la separó de “santos”, quitándole la connotación religiosa y con ella la conmemoración del asesinato de tantos niños?

Es probable. Pero sin detenerme más en las raíces de la creación de este día de risas, reflexiono.

Páginas