Textos en serio

Mis lectores son los mejores

reality_show_0.jpgUna persona que participa en un reality show, lo más probable es que no sea artista; es decir, que no sea su fuerte el arte, el pensamiento, el espíritu. Pero tiene una cara bonita, marcados músculos si es hombre y grandes tetas si es mujer. Entonces, como su objetivo es ser famoso a toda costa, salir en la TV, etc., busca estar en noticias por una pelea, una traición amorosa u otro recurso tonto. Y aunque tengan todo el derecho de hacer eso con sus vidas, a mí me dan lástima y vergüenza ajena.

Terror en Santiago

aton_269641-810x540.jpgEn Santiago un artefacto explosivo deja 5 heridos. El hecho se lo adjudica un grupo internacional que se autodefine como eco-terrorista. Dicen que son neo-nihilistas. Pero en realidad son psicópatas con tremendo odio en su interior, gente sin humanidad, que no le dan valor a la vida. Y convencidos -como muchos otros en todos los tiempos-, que tienen derecho a imponer su pensar a la fuerza, con violencia, matando a cualquiera y sembrando el terror. Esas minorías (sin importar el grado de razón o no de sus teorías), siempre han tratado de imponerse a la fuerza, digo, ya sea a través de golpes de estado, guerrillas, sectores anarquistas, encapuchados en las calles, policías abusadores. Y sabemos que en su ADN llevan la violencia, por lo que se entiende que esas manadas en el plano individual son los que asaltan y matan por robar un peso, o le pegan o asesinan a una mujer o a un niño en sus casas, etc.

Vía libre a las matanzas de ballenas

ballena.jpgJapón acaba de decidir que se va de los pactos internacionales donde les prohibían cazar ballenas. Argumentan que tienen que matar ballenas (foto 1) porque es parte de su tradición, de sus costumbres, como también sucede en Noruega e Islandia. Y por supuesto, nos alarmamos e indignamos todos, ya que ahora veremos las matanzas indiscriminada de los cetáceos. Es algo horrible, que no se debería permitir, ¿no es cierto? Y lo más probable es que mucha gente se lance a las calles de todas las ciudades del mundo a protestar y comiencen a escribirse cartas públicas de reconocidas personalidades y la ONU, UE y otra siglas empiecen a amonestar a Japón y –quizás-, a sancionarlos. Ojalá que suceda todo eso.

Pero entonces me viene a la mente esta pregunta: ¿por qué me voy a alarmar, a indignar, con esta noticia sobre las ballenas y no me sucede lo mismo con otras “costumbres y tradiciones” peores?

"La falta de ignorancia", como decía mi abuela

gente-extra-tierra-plana171120173052-1511195612173.jpgEn Estados Unidos, solo el 66% de los adultos entre los 18 y los 24 años está convencido de que nuestro planeta es redondo, según un estudio publicado por la revista Forbes.
Poco más de la mitad (54 por ciento) de más de 53.000 personas entrevistadas en todo el mundo dijeron conocer el Holocausto judío cometido por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), según una encuesta reciente.
Con solo mencionar estos dos datos concretos, ya vemos que cualquier cosa es posible en este mundo. Ya no nos sorprenden las teorías de que el mundo se acaba en tal mes, de las afirmaciones de que la violencia y la revolución es la solución a los problemas sociales, o las fluctuantes “opiniones científicas” de que el huevo es bueno para la salud o malo para la salud, o de que alguien dice que habló con dios y de pronto lo siguen una pila de gente (secta), o de que está vivo un cantante muerto, etc., etc..

Migración, ¿un derecho humano?

ddhh-migrantes-portada.jpgComo no salí y terminé una serie en Netflix, y antes de saborear la lectura para dormir, me puse a pensar en un tema espinoso y muy de moda: la migración. Entonces se me ocurrió subir aquí mi breve reflexión, aunque sé que siendo sábado por la noche no la leerá ni los serenos, ni los murciélagos.

Resulta que leí en las redes sociales a un izquierdista afirmando que para la derecha la migración no es un derecho humano, porque no quieren admitir en su país a los pobres, ni siquiera porque se enamoró por Internet de una extranjera, ni porque tiene problemas en la piel y necesita vivir en un país frío, ni porque desea estudiar en el otro país, etc., etc., y por eso la izquierda, decía, defiende la migración como un derecho humano.

Páginas