Textos en serio

Confieso que he creado

cara71_15.jpg(Respondiendo una pregunta que me hicieron (quizás, ¿quién sabe?, con mala leche).
La mayoría de los escritores -me imagino yo-, aunque sea en su fuero interno desean que todos sus libros se conviertan en Clásicos de la Literatura Universal. Es obvio, ¿no?
Pues confieso públicamente que ese no es mi objetivo al escribir tanto los libros para niños como para adultos que me publican.
Claro que sería maravilloso, pero tengo completamente los pies en la tierra como para saber que jamás lo lograría. Por tal motivo desde el inicio me guió la idea de escribir con el objetivo de divertir a mis lectores. Porque de lo que sí no tengo dudas es de que soy un creador de humor y utilizo la literatura como canal para encauzar mi humor. Como lo hice con el teatro, la gráfica, la televisión, la radio, etc. Y soy muy feliz sabiendo eso, aunque se considere un límite mío. Palabra de honor que estoy muy satisfecho con mi obra.
 

La cura contra el nacionalismo y otras malas yerbas

cara71_112.jpgDice Camilo José Cela que el nacionalismo se cura viajando. Me encantó. Y hay que agregarle que cura también el racismo, la xenofobia, etc. y mejora la solidaridad, la inclusión y otras buenas y necesarias yerbas. Y si alguien no puede viajar por cuestiones de recursos económicos, vayan a las bibliotecas, saquen gratis un libro. Leer es sinónimo de viajar.

 

firma_110.gif

 

 

 

 

 

 

 

Una de las cosas que deseo para el 2017

cara71_124.jpgSé que en Chile, en Estados Unidos (en español), en Turquía y en Asia en general, por solo poner algunos ejemplos que conozco bien, muchas editoriales están publicando libros infantiles muy malos. Y no se trata de calidad literaria pura, porque entonces quizás hasta mis libros podrían caer en esa clasificación. No, me refiero a libros de narrativa sin dramaturgia ninguna; es decir, contando una historia sin desarrollo ni final.

Un llamado a mis compatriotas chilenos

cara71_11.jpgSe acercan las elecciones y por tal motivo quiero compartir esta reflexión, pidiéndoles un favor a cada uno de ustedes.
Ya mencioné hace poco a los políticos corruptos que reelegimos. Hoy esto va dedicado a otro ejemplar negativo dentro de esa profesión.
Miren, sabemos qué es una dictadura y su diferencia con una democracia, ¿no es cierto? Pero por si acaso a alguien se le ha olvidado, aquí señalo cuatro puntos –entre muchos más-, que caracterizan a los regímenes totalitarios:

El problema de Cuba lo resuelven los cubanos

Quiero compartir aquí una reflexión que lleva en mi mente hace tiempo.

Quizás 1, 2 ó 3 millones de cubanos piensan que los Castros son dictadores. ¿Pero también piensan así los 13 ó 14 que viven dentro de la Isla? Uno desea que se caigan los Castros por hechos concretos del mal que han provocado. ¿Pero no es mejor desear que esos 13 ó 14 millones de cubanos tomen conciencia de que eso es una dictadura y tienen estas alternativas:

Páginas