Textos en serio

Ex nacido

Cuando la dictadura de Pinochet, tuvieron que irse muchísimos chilenos a vivir al extranjero. Los sirios están saliendo de su país en guerra por millones. De Perú y Bolivia llegan a Chile por montones buscando mejorar su calidad de vida Y así tenemos numerosísimos ejemplos de personas que se van de su país, ya sea por problemas políticos, económicos, de reunificación familiar, etcétera. Y no he conocido ningún caso de esos emigrantes que alguien les diga. "eres un ex chileno", "eres un ex sirio", "eres un ex peruano o ex boliviano". No lo he escuchado, porque es un disparate, porque aunque uno tome la nueva nacionalidad, sigue siendo del país de origen de igual forma.

Donación de órganos

A propósito de la muerte del niñito de apellido León, cuyos asesinos fuimos todos los chilenos por no donarles un corazón que tanto necesitaba.

Fue una noticia terrible también saber que 4 millones de compatriotas se tomaron el trabajo de ir a hasta una oficina para anotarse como “no donante”.

Por supuesto que cada ser humano tiene la libertad de pensar y actuar como le plazca. No es delito negarse a donar órganos. Pero, por favor, ¿dónde está la ética, la humanidad, la sensibilidad, la solidaridad?

Por fallecimiento de ex presidente Aylwin

No soy demócrata cristiano, ni siquiera me interesa mucho la política, aunque obviamente tengo mis convicciones político-ideológicas bien claras.
Digo esto, porque deseo ofrecer un humilde homenaje al recién fallecido ex presidente Patricio Aylwin. Bajo su mandato me dieron visa para entrar a Chile, en su gobierno me dieron la residencia en este país, que me acogió como mi nueva patria.
Por supuesto, ni antes me dejaron salir de Cuba ni tampoco Pinochet me hubiera dejado entrar (ni yo hubiera venido para acá con él en el poder, sin dudas).

¡Al fin hoy es viernes ya!

Todos saltamos y gritamos de alegría porque llega el fin de semana. En realidad, ¿eso que sentimos es bueno? No estoy muy de acuerdo.

Mirémoslo desde otro punto de vista. Por ejemplo, ¿no estamos desperdiciando cinco días a la semana? En otras palabras, no tenemos tanta calidad de vida como la que pensamos y merecemos. Deberíamos disfrutar también de esos cinco días para que no haya mucha diferencia con el fin de semana. Quizás podríamos cambiarnos a un trabajo que nos agrade más, o cambiar la mentalidad y pasarla bien en el trabajo que se tiene, aunque no nos guste tanto. Buscarle el lado agradable a todo, en todo momento y en todo lugar.

Farándula y bandoleros

¿Nadie ha pensado en decirle a los periodistas que no les den más fama, más pantalla, a los delincuentes en los noticieros? Quizás si ignoraran sus actos criminales bajaría el índice de delincuencia.
Yo me imagino a los bandoleros esos llegando a la cárcel y vanagloriándose ante su público: “¿vieron cómo salí en tal canal?”, “¡tuve más minutos al aire que tú!”, “¡la gente en la calle hablaba más de mi robo que del tuyo!”, etc.
Quizás esos criminales ven que muchos personajes televisivos no son ni artistas, ni buenos comunicadores, ni tienen alguna habilidad siquiera, excepto hablar sandeces, y dirán: “¡yo también quiero estar en la farándula!”

Páginas