Sobre bomba terrorista

descarga_4.jpegLo fundamental que distingue a los humanos, de un ser vivo cualquiera que no piensa, es estar consciente del valor de la vida, del valor del ser humano, sea éste blanco o negro, atleta o discapacitado, hetero u homosexual, pobre o rico, ignorante o genio, de izquierda o derecha, creyente o ateo, etc., etc.

Por lo anterior, los terroristas, en cualquier variante como los ecoterroristas que se adjudicaron el envío de una bomba al presidente del Metro, con ese desprecio a la vida humana, que por el solo hecho de pensar distinto a uno merece la muerte, deben estar recluidos –para mí-, con cadena perpetua y duros trabajos que paguen su encarcelamiento y no tengamos que pagarlo los contribuyentes (no estoy por la pena de muerte, para no ser como ellos).

¿Pero por qué solo castigar así a los terroristas si hay otros humanoides que también desprecian la vida humana? Sabemos de delincuentes que nos asaltan con armas y por robar cualquier cosa son capaces de matar. Sabemos de políticos y militares que por el solo hecho de ver a alguien que no está de acuerdo con su ideología, matan sin escrúpulos. Sabemos de guerrilleros, de narcos, de los que cometen femicidios, infanticidios, o los que te arrollan en sus autos por ira, o los psicópatas, etc., etc. Por supuesto, a esos también hay que castigarlos de igual manera.

¿Tenemos un poco de culpa nosotros? Claro, porque pienso que con una educación y una mejora sustancial de los ambientes, de la cultura en que se forman esos sujetos, disminuirían esos antisociales-antihumanos. Pero no nos engañemos, conocemos de asesinos que son educados, cultos y ricos. No sé si el Mal viene en sus genes, pero estoy seguro de que mientras exista el Hombre, existirán esos humanoides. Repito, nuestra responsabilidad es llevarlos al mínimo posible. Pero también nuestra responsabilidad es castigarlos con dureza –como propongo-, para que eso sirva también de factor de disminución, porque es normal que a los que están en la frontera de entregarse al Mal, duden antes de lanzarse por miedo al castigo.

Hay una excepción, por supuesto: la eutanasia. Esa es la única justificación humanista que reconozco.

Pero también son dignos de reflexión los casos de suicidio, de estar en la necesidad de matar a una persona para salvar a más de uno, etc., etc.

Por supuesto, valen todas las teorías aquí, incluso las contrarias a las mías. Lo que sí no voy a permitir es un comentario que justifique, de alguna forma, el actuar de alguien que mate a un ser humano sin una razón humana.

 

firma3_21.jpg

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
2 + 11 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.