Pelayaserías - El blog de Pepe Pelayo
Concierto lector
Libros de Pepe Pelayo

El Humor (XI). "De hombres y de mujeres"

descarga_5.jpegUn equipo de la Universidad de Stanford analizó la actividad cerebral de mujeres y hombres expuestos a situaciones humorísticas. El estudio concluyó que en cuanto al lenguaje, la memoria y los sentimientos de retribución, los hombres y mujeres conciben y aprecian el humor de diferente forma.

El área del cerebro (la corteza prefrontal) relacionada con esas funciones, que juega un rol importante en la apreciación del humor, son más activas en la mujer que en el hombre.

En este último estudio se usaron escáneres que monitorearon el cerebro de 10 mujeres y 10 hombres mientras miraban 70 dibujos animados en blanco y negro.

Las mujeres, según el estudio, pusieron más atención al lenguaje del humor, empleando una actitud más analítica.

El Humor (X). "Y la vejez"

cartel-cinematogrc3a1fico-de-arrugas.jpg“En la actualidad, se gasta más en técnicas y medicamentos como la silicona para los senos y el viagra para los penes, que en la cura del Alzhaimer. Eso significa que pronto todos los ancianos del mundo tendrán los senos erguidos y los penes viriles, pero no se acordarán para qué se usan”.

Con este chiste que me contaron hace poco, comienzo esta reflexión sobre el humor, las arrugas y las canas.

Empiezo por casa… A veces estoy actuando para niños, donde el humor es más básico, obvio, y hay que apoyarse en aumentar ciertos tonos de voz, o en exagerar una emoción, o un movimiento. Siento entonces que a mis más 60 años estoy haciendo el ridículo (en el significado popular de la palabra), y aunque me cuide de no sobreactuar mucho, o de no payasear por gusto, me invaden esos miedos.

El Humor (IX). "Sus enemigos y su mala reputación"

francis-bacon.jpgEn un número de la revista “Humor”, que publica la Sociedad Internacional de Estudios del “Humor” a la que pertenezco, aparece un artículo sobre un estudio científico relacionado con la risa, llevado a cabo por una prestigiosa Universidad. Ahí se demuestra que en el mundo es relativamente alto el número de personas “catagelofóbicas” (la catagelofobia es sentir miedo y vergüenza a tener alegría, y a reír). Y otro dato curioso: en Europa es en el Reino Unido donde más abundan –proporcionalmente- estas personas, algo impensado conociendo la fama del humor inglés.

El Humor (VIII). "Sobre el posthumor"

robot.jpgEl crítico español Jordi Costa, es el responsable de la creación de este término. Según él, “el posthumor es la comedia donde la risa ya no es la prioridad y en la que prima la incomodidad, el malestar por encima de otras cosas”.

A lo anterior le sumo la opinión de la humorista española Ana Morgade: “El humor blanco es un invento de quedabienes. Para hacer reír es necesario ofender, deformar, mentir y exagerar. El humor no es inofensivo".

Y como tercer elemento, añado este comentario del señor Juan Gómez en el mundo.es, refiriéndose a varios colegas que se presentaban: “… son humoristas salidos del stand up comedy, que han renovado el género, son los rostros del humor moderno, el posthumor o como quiera que se llame el humor que hoy sí nos hace reír”.

Nace "El Profesor Pericot y la ridícula Historia Universal".

HOY ESTOY VIVIENDO UN MOMENTO INCREÍBLEMENTE ESPECIAL.
Para que se entienda: mi sentido del humor se formó primero con las historietas y dibujos animados norteamericanos, como Las Dos Urracas, El Pájaro Loco, etcétera. Después fueron los chistes anónimos –vía oral sobre todo-, y los chistes gráficos como los de El Hombre Siniestro, de la Revista Bohemia y Gugulandia del Suplemento DDT. En la tele los programas de Pototo y Filomeno, Cachucha y Ramón, y varios más incluyendo la Comedia Silente los domingos y más tarde Detrás de la fachada, San Nicolás del Peladero, etcétera, y en radio Tres Patines y después Alegría de Sobremesa. En cine todo el cómico mudo, con Chaplin, Buster Keaton y en el sonoro Los Hnos Marx, El Gordo y el Flaco, Cantinflas, etc. Mención merece la revista de mi ciudad natal “Pepsina y Colagogo”. Se que se me mezclan recuerdos de obras y autores en el tiempo y que se me olvidan ahora algunos importantes. Pero dejé para el final a alguien que formó mi sentido del humor a través de sus libros. El que me provocó ese deseo de hacer reír y de escribir al mismo tiempo. Me refiero al comediógrafo y humorista literario, el español Enrique Jardiel Poncela.

Páginas