Pelayaserías - El blog de Pepe Pelayo
Concierto lector
Libros de Pepe Pelayo

Mi libro "Orión y Pipita" acaba de publicarse

portada_oyp.jpgRecién se ha publicado mi libro número 66 (47 para niños y 19 para adultos). Se titula: “Orión y Pipita. Tiras cómicas y cuentos”. Este es el texto que aparece en la contraportada:

“A las típicas siluetas que señalizan los baños públicos para damas y caballeros, el autor las bautizó como Orión y Pipita. Con ellas de protagonistas creó tiras cómicas, viñetas y cuentos, desarrollando todas las historias en las mismas puertas de los baños, creándose un micro universo fantástico e ingenioso. En este libro está presente el humor, lo mismo jugando con las formas que con los contenidos. Encontrará usted chistes, juegos de palabras, también ironías, exageraciones, alguna que otra sátira, mucho humor blanco y sobre todo abundantes absurdos”.

Esta a la venta en:

https://www.amazon.com/dp/B094ZL8VSY?ref_=pe_3052080_397514860

A raíz de la última polémica sobre el humor escénico cubano

safe_image_3.jpegDeseo publicar este texto que escribí a raíz de la polémica de lo declarado por Virulo en un programa de TV cubano y la respuesta de Osvaldo Doimeadiós. Sentí que era justo y oportuno que diera mi visión propia de lo sucedido en el humor cubano, desde que tuve la suerte y el orgullo –en los años 80-, de dejar la ingeniería y dedicarme humildemente a crear humor.

A quien pueda interesar:

Lo que pasó con el humor en los años 80 en Cuba, fue excepcional en nuestra historia. Fue excepcional porque surgió una gran cantidad de jóvenes con inquietudes y muchas ganas de hacer un humor distinto. ¿Por qué? Según mi modesta y molesta opinión, el origen fue cuando muchos de ellos descubrieron a La Seña. Y las razones subjetivas fueron que se produjo un vacío en esos años.

A raíz de la última polémica sobre el humor escénico cubano

safe_image_3.jpegDeseo publicar este texto que escribí a raíz de la polémica de lo declarado por Virulo en un programa de TV cubano y la respuesta de Osvaldo Doimeadiós. Sentí que era justo y oportuno que diera mi visión propia de lo sucedido en el humor cubano, desde que tuve la suerte y el orgullo –en los años 80-, de dejar la ingeniería y dedicarme humildemente a crear humor.

A quien pueda interesar:

Lo que pasó con el humor en los años 80 en Cuba, fue excepcional en nuestra historia. Fue excepcional porque surgió una gran cantidad de jóvenes con inquietudes y muchas ganas de hacer un humor distinto. ¿Por qué? Según mi modesta y molesta opinión, el origen fue cuando muchos de ellos descubrieron a La Seña. Y las razones subjetivas fueron que se produjo un vacío en esos años.

Páginas