Pelayaserías - El blog de Pepe Pelayo
Concierto lector
Libros de Pepe Pelayo

Por los subterráneos de Jerusalem.

tunje9.jpgComo señalé en una de mis crónicas, los judíos tuvieron un gran Templo en Jerusalem, que fue destruido por los babilónicos. Después levantaron ahí mismo otro y lo quemaron los romanos. Sólo quedó en pie, en ambos desastres, una parte de una de las murallas, que se conoce hoy como “El Muro de las Lamentaciones”. Pues siguiendo la dirección del Muro, pero por debajo, se pueden caminar, creo que 2 kilómetros.

Bajamos. Todo huele a polvo y a moho milenario.  Ahí se ven vestigios de los que construyó Herodes, callecitas de la antiquísima ciudad, parte de un acueducto romano, bóvedas, arcos de posibles ventanas, espacios como restos de casas, bloques de 500 toneladas que trasladaban de cerros cercanos y subían hasta alturas como de 4 pisos actuales, baños romanos y unas cuantas cosas increíbles más. Y siguen las excavaciones.

Visitando la ciudad de Nazaret, Israel.

naz16.jpgTerminando el recorrido por el norte de Israel y regresando a Jerusalem, pasamos por Nazaret, a 10 kilómetros del Monte Tabor. Es una ciudad donde viven pocos judíos, casi 60 % de musulmanes y casi 40% de cristianos, los cuales valoran como sagrada esta ciudad, ya que se supone que aquí transcurrió la vida privada de Jesús.
Visité la Basílica de la Anunciación, donde según los católicos, en ese lugar el Arcángel Gabriel le informó a María su futura maternidad de Jesús. Es bello el edificio y sus alrededores. De construcción moderna, se hizo sobre una etapa bizantina y otra cruzada. El silencio de ese domingo era impresionante, si se tiene en cuenta que habían cientos de fieles dentro del Templo, en los pasillos y en las afueras, que llegaban masivamente en buses.

Paso por Tiberíades, Israel.

tib1.jpg

De la ciudad de Tiberíades ya dije que era una de las cuatro sagradas del judaísmo. Poco más puedo decir: construida en el año 20 d.C. por Herodes. Nos azotó mas de 40 grados de calor. Insoportable. Así que salíamos del auto con aire acondicionado lo menos posible. Visitamos la tumba de Maimónides y su monumento (médico y teólogo nacido en Córdoba, España en 1135). También visitamos El Mar de Galilea (que en realidad es un lago), donde sale en la Biblia que Jesús caminó sobre sus aguas, entre otras historias. Aunque uno no crea, siempre impresiona estar en el mismo escenario de lo que ha leído. Cuando leí La Biblia jamás me imaginé que estaría en esos lugares. 
Me ha pasado al visitar Malasia, Moscú, México, Madrid, Machu Picchu (por mencionar solo 5 "emes"), etc., y el ejemplo más simpático es visitar el Museo (otra "m") que está en la casa donde literariamente vivió Sherlock Holmes en Londres. Y ahí uno va y trata de imaginarse dónde se sentaba con su pipa, dónde tocaba el violín, etc., ¡como si fuera alguien real! Es increíble.

Siguen los mensajes lindos.

37304214_10215931296970917_8724360381100720128_n.jpgSigue mi racha feliz. Acabo de leer este mensaje que envía la amiga María Cordero, junto a esta foto. Lo copio todo aquí:
"En este afán de aprender y seguir motivando con nuevas herramientas a mis pequeñas y a los niños, me presentaron al autor Pepe Pelayo del cual en familia y con amigos hemos disfrutado de sus chistes de Pepito y su mamá, del Rin Rin, de varias adivinanza locas. Por ahora ya me toca devolver el libro a la Maleta Biblioteca de la #FundacionMustakis pero para agosto esperamos tener los nuestros".
Recibe mi agradecimiento amiga, por acordarte de mí y por tu amabilidad de mandarme ese mensaje. A tus pequeñas les dice que me pone muy contento que les guste leer y reír y que lean mis libros, por supuesto. ¡¡Mis cariños para esa linda familia!!!

 

Recorriendo la ciudad de Safed, Israel.

saf9.jpgSafed (la he visto escrita como safad, safet, safat y en hebreo Tzfat) es una ciudad a casi 1,000 metros sobre el nivel del mar. En otras palabras, está enclavada entre montañas.
Tiene un casco histórico precioso. Safed es reconocida como ciudad santa judía junto con Jerusalén, Tiberíades y Hebrón; es un centro fundamental para la Cábala (disciplina y escuela de pensamiento esotérico, relacionada con los religiosos jasídicos del judaísmo). Por lo tanto, es una ciudad mística. Vienen peregrinos del mundo entero. Es como el centro internacional de los “hippies judíos”. Verdad que es muy especial. Disfruté mucho, porque existe una colonia de artistas plásticos. Hay montones de galerías y talleres de pintura. Una calle de la ciudad vieja está llena de tiendas de ventas de pinturas, esculturas y artesanías. ¡Una maravilla! Nos dejaron entrar a la sinagoga sefaradita Abuhav (viven muchísimos judíos sefaradíes aquí) y me encantó su diseño interior (nunca había entrado a una).

Páginas