Día de los Inocentes

303730_316769.pngCada 28 de diciembre celebramos el tradicional “Día de los Inocentes”. Que en rigor es el “Día de los Santos Inocentes”, en conmemoración, según el cristianismo, de la matanza de todos los niños menores de dos años nacidos en Belén, ordenada por el rey Herodes, con el fin de deshacerse del recién nacido niño Jesús.
Es extraño, curioso y digno de estudio, cómo algo tan trágico derivó en el día por excelencia para hacer bromas, engaños, mofas; es decir, para divertirse.
¿Será que con el tiempo la palabra “inocentes” el populacho la separó de “santos”, quitándole la connotación religiosa y con ella la conmemoración del asesinato de tantos niños?

Es probable. Pero sin detenerme más en las raíces de la creación de este día de risas, reflexiono.

Ante todo, confieso que me encanta. Obvio que hace muchos años que no hago ese tipo de “bromitas”, entre otras razones porque las hago casi todos los días. Pero si uno se fija, esas “gracias” la hacen con mayor frecuencia los niños, adolescentes y muchos viejos. ¿Por qué? Quizás porque son bromas, engaños y burlillas muy inocentes (como se nombra el Día). Porque ríen los victimarios, los testigos –cómplices o no-, y ¡hasta las víctimas! Por eso es que esas bromas y mofas no son dañinas, no producen risas negativas. Qué bien, ¿no es cierto? Claro, es una tradición algo en decadencia, lamentablemente, porque no son muchos los que la practican. Pero de todas formas es importante que subsista todavía. Y más que se celebre aún en medio del deterioro de la educación, de lo formativo (no me refiero a lo instructivo), en todos nuestros países; cuando el famoso “bulling” se celebra casi todos los días del año escolar. “Bulling” que es un nuevo tipo de matanza que permiten, por ignorancia o torpeza, muchos Herodes (directores, profesores, padres, autoridades en general). 
Entonces mi propuesta es: ¿por qué no se crean más “Días” donde el protagonista sea el buen humor en cada centro educacional? 
Por ejemplo: El Día de la Risa, El Día de la Alegría, El Día de la Broma Infantil, El Día del Juego, El Día de la Diversión, y hasta el Día de la Lectura Humorística.
Quizás con el tiempo el populacho convierta esos “Días” en tradiciones nacionales y -¿por qué no?- Latinomericanas y después se las exportemos a Europa y E.U., como ellos nos hicieron con Papá Noel, Hallowen, etc. Un justo intercambio, ¿no creen?

 

 

firma3_10.jpg

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.