Mis Celáneas

Humor de vida o muerte II

epi_0_0.jpgTres epigramas para reírnos de la vida y tres epitafios para reírnos de la muerte. Pero sin escarnio, sin sacrilegio.

EPIGRAMAS

1

Si sube el precio del agua y la luz,
cuidado, se acerca tu waterlú.
 
2

De un poderosísimo Bank me expulsaron

y tar-jeta non grata me declararon.

 

Humor de vida o muerte I

epi_0.jpgTres epigramas para reírnos de la vida y tres epitafios para reírnos de la muerte. Pero sin escarnio, sin sacrilegio.

EPIGRAMAS

1
Sembrar unos metros de trigo
no quiere decir que sabes trigonometría.

2
En este papado, las monjas avanzan
convento a favor.

3
Hay quien cree que puede humillar
con hunmillar de dólares.

#quedateleyendoencasa

leo.jpg¡¡Atención!! ¡Se agudiza la crisis en el mundo debido al confinamiento!
* Desde que se anunció la cuarentena, miles y miles de personas se lanzaron a las librerías y bibliotecas para abastecerse de libros. Por tal motivo el gobierno tuvo que tomar medidas con los acaparadores, racionado las compras o préstamos a solo 5 libros por personas.

Este cuento se acabó. Poesía.

000000000_pepe_y_ruben.jpgEste poema escrito por mi amigo y colega Rubén Aguiar y por mí, fue publicado en "Antología de poesía humorística española", libro de la Editorial Verbum en España. Nos enorgullece que fuera publicado junto a poemas humorísticos de grandes clásicos de la literatura española como Cervantes, Quevedo, Góngioa, Lope de Vega, Rafael Alberti, Eneique Jardiel Poncela, etc., etc. Gracias a los realizadores de la antología, Esmeralda Carroza y Enrique Gallud Jardiel por seleccionarnos.

ESTE CUENTO SE ACABÓ

Lo creas o no lo creas, 
por oscuras o por claras
ocurren cosas muy raras 
aunque tú nunca las veas.
No importa que no las leas, 
da igual que nadie las cuente:
suceden... y de repente 
el mundo, tan bien que iba,
se pone patas arriba 
y ya todo es diferente.

Información sobre mi teclado

images_14.jpegEntranable lector o lectora:

A partir de este momento escribo este libro en un nuevo computador. Debo senalar que fue un regalo de mi senora. Cuando lo vi enseguida armé una fiesta al son de zamponas y castanuelas. Yo anoraba un nuevo computador. Sí, desde un ano, más o menos, un nino, el hijo de mi cunado, un ser de baja calana, como el padre, dueno de una personalidad maranera, como una pirana, una alimana, un ave de rapina, lleno de artimanas y patranas, rompió mi computador, lo hizo anicos y jamás me lo repusieron. Por lo que hasta aquí escribía en el computador de mi senora. !Mi sueno era tener uno propio y por ello ando risueno y con un alegre guino en mi rostro!

P.P.

P/D.-  Perdón, pero le ttttttuve que cambiar el ttttteclado a mi computttttador nuevo,  porque ese tttttteclado era en inglés y no tttttenía “ñ” y me tttttorttttturaba. El tttttema en esttttte instttttanttttte es que esttttte ttttteclado es uno antttttiguo que tttttenía mi mujer, pero lo botttttaré urgenttttte, porque la lettttttra “ttttt” se queda pegada…

Páginas