Sobre el humor

Investigación sobre el humor latinoamericano

cara71_104.jpgLa idea de hacer un ensayo investigativo se me ocurrió al leer dos libros. El primero, fue “El pijama” (DOPESA, Barcelona, 1973), del humorista francés Daniel Daninos. En él aparece –en la página 111-, el siguiente comentario del autor: “El sol continuo vuelve el humor más triste que la lluvia. No sólo hay mucho más humor en Inglaterra que en el Perú, sino que el humor de los brasileros o de los mexicanos es infinitamente más trágico que el de los checos y el de los húngaros, que sin embargo, soportan inviernos tan rigurosos como su régimen político”.
El segundo libro fue: “Antología de humoristas franceses contemporáneos” (Tauros. Madrid, 1958), en cuyo prólogo –página 8-, el señor Miguel Salabert cita la siguiente definición concebida por el humorista también francés Hipólito Taine: “El humor es algo amargo, acre, sombrío, que nace bajo el cielo frío de los países septentrionales y conviene solamente a los espíritus germanos, como la cerveza y el schnaps”.

¡Cuidado! ¡Un fantasma recorre el mundo!

cara71_37.jpgA propósito del Día Mundial de la Sonrisa... Se conoce ya el gran número de personas en el Planeta afectadas por la catagelofobia; que no es más que miedo a la alegría, pánico a la risa. Sin embargo, lo que provoca más temor es el aumento exponencial de los agelastos, que son esas personas siempre graves, hiperserias, pero no por enfermedad, sino por convicción.

Una vez, con mi amigo y colega Aramís Quintero, impartimos un taller de Humorterapia. Para ilustrar los distintos tipos de sentidos del humor, presentamos un sketch muy cómico, probado en otros escenarios. Aramís hacía de un animador de televisión que invitaba a su programa a un señor (que hacía yo) muy infeliz a debutar cantando y durante la entrevista no lo dejaba hablar, ni siquiera lo dejó cantar al final. Pues bien, varios asistentes al taller, aún sabiendo que era un curso sobre humor, aún sabiendo que era un sketch humorístico, no se rieron porque les daba lástima “el pobre señor que no lo dejaban hacer nada”. Y odiaron al animador, claro. En resumen, que jamás se entregaron lúdicamente a aquello, que actuaron ahí como hacen en sus vidas: tomando la vida siempre con gravedad, con hiperseriedad.

Día Mundial de la Sonrisa.

cara31_17.jpg5 de octubre: Día Mundial de la Sonrisa. Según los peritos en la materia:
-La sonrisa es un gesto para el que solo se necesitan tres músculos: el “risorio”, el “cigomático mayor” y el “elevador de la boca”, frente a los 30 que se necesitan para llorar, SE hace más con menos. (¿Pero ejercitar los músculos no es lo que mandan siempre los doctores?).
-La sonrisa es un gesto que puede manifestar sentimientos que van desde la compasión a la aceptación. (No sé, ver a alguien que me demuestra lástima con una sonrisa, me provocaría rechazo y hasta enojo).
-La sonrisa es un gesto suave, delicado, que acompaña al buen humor y es un privilegio exclusivo del ser humano. (De eso no estoy tan seguro, porque para mí hay animales que ríen).
Pero no he criticado todo lo que dicen los expertos porque rechace la sonrisa. Al contrario.

Los humoristas "multimedias".

cara71_83.jpg

He sido testigo de interminables discusiones entre mis amigos y colegas, sobre si Jack Nicholson es mejor actor que Robert De Niro y viceversa. Unos argumentan que De Niro es multifacético, que se desdobla en muchos personajes distintos y en cambio Nicholson siempre hace el mismo o parecido personaje.

No es mi intención analizar aquí esas diferencias de opiniones, porque el objetivo de esta reflexión es otro. Pero lo mencioné porque algo así sucede con los creadores de humor.

Antes de analizar eso, primero debo dejar aclarado qué es para mí un humorista. Y antes de eso –para ir ordenadamente -, tengo que explicar qué es el humor, según mi opinión, o mejor dicho, nuestra opinión, porque llegamos a ella Alex Pelayo y yo (mi hijo), en largas jornadas de estudio y debate. Por ello la llamamos Teoría Humor Sapiens. La presento:

Otro concepto de humor negro.

cara71_123.jpgÚltimamente he escuchado y leído a algunos comediantes definiendo, convencidos, el concepto “humor negro”. Pero de forma parcializada, según mi opinión.
Pues resulta que existe otra manera de verlo. Para muchos el humor negro es y sigue siendo “el humor que provoca risa o sonrisa, en base a una aparente insensibilidad del humor y del humorista, en vez de causar lástima, ternura o compasión”. Es decir, implica una crueldad. Pero no confundir con humor dañino. El humor negro, bien intencionado, sirve para desdramatizar la vida, e incluso puede ser sanador. A mí me encanta. Siempre pongo el ejemplo de los chistes que me hacen sobre el cáncer. Con muchos me río si los encuentro graciosos, ingeniosos, a pesar de que mi querida hermana murió de esa implacable enfermedad. Insisto, todo depende de las intenciones del que haga el chiste.

Páginas